Skip to main content

Piruletas de queso y brócoli

AutorLa PandiCategoríaDificultadPrincipiante

Una receta de snacks facilísima de preparar. Estupenda para las reuniones de amigos o familia, con la que darás un toque original.

Productos1 Persona
Tiempo de preparación4 minsTiempo de cocción30 minsTiempo Total34 mins
 1 pella de brócoli
 200 grs queso rayado
 2 huevos
 Sal
1

Cortamos la pella de brócoli por los floretes y lo hervimos a fuego medio durante 3 minutos.

2

Mientras ponemos a calentar el horno a 120 ºC y sacamos el queso rayado de la nevera.

3

Una vez el brócoli este cocinado, lo escurrimos y sobre la tabla de madera lo partimos en trozos muy pequeños.

4

En un bol mezclamos el brócoli, el queso rayado y dos huevos previamente batidos. Removemos hasta que la esté todo bien mezclado.

5

A continuación, sobre las bandejas de horno ponemos papel de cocina. Hacemos bolitas aplastadas con la mezcla y las colocamos sobre la bandeja, pensando en que al cocinarlas se esparcirán y no deben tocarse unas con otras. Una vez colocadas, les añadimos los palos de brocheta. Debemos pincharlos en la masa, de forma centrada.

6

Introducimos la bandeja en el horno y dejamos que se cocine durante aproximadamente 20 minutos. Dependerá del tamaño de las bolitas el tiempo que se necesite. Por eso es importante en este paso estar pendiente.

7

¡Estará listo cuando las masas se hayan dorado!

8

Sacamos las bandejas del horno y lo dejamos enfriar un poco. Lo podemos presentar de distintas formas. Incluso en forma de galletitas saladas. ¡Un snack perfecto para celebrar encuentros de amigos o familia!

final

Ingredientes

 1 pella de brócoli
 200 grs queso rayado
 2 huevos
 Sal

Instrucciones

1

Cortamos la pella de brócoli por los floretes y lo hervimos a fuego medio durante 3 minutos.

2

Mientras ponemos a calentar el horno a 120 ºC y sacamos el queso rayado de la nevera.

3

Una vez el brócoli este cocinado, lo escurrimos y sobre la tabla de madera lo partimos en trozos muy pequeños.

4

En un bol mezclamos el brócoli, el queso rayado y dos huevos previamente batidos. Removemos hasta que la esté todo bien mezclado.

5

A continuación, sobre las bandejas de horno ponemos papel de cocina. Hacemos bolitas aplastadas con la mezcla y las colocamos sobre la bandeja, pensando en que al cocinarlas se esparcirán y no deben tocarse unas con otras. Una vez colocadas, les añadimos los palos de brocheta. Debemos pincharlos en la masa, de forma centrada.

6

Introducimos la bandeja en el horno y dejamos que se cocine durante aproximadamente 20 minutos. Dependerá del tamaño de las bolitas el tiempo que se necesite. Por eso es importante en este paso estar pendiente.

7

¡Estará listo cuando las masas se hayan dorado!

8

Sacamos las bandejas del horno y lo dejamos enfriar un poco. Lo podemos presentar de distintas formas. Incluso en forma de galletitas saladas. ¡Un snack perfecto para celebrar encuentros de amigos o familia!

final

Piruletas de queso y brócoli

Dejar un comentario